Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

EMPEZAR DE NUEVO

Este escrito tiene algo más de dos años.   Hoy, releyendo, observo que sigue vigente   en mí su idea.
 ¿Tan difícil es empezar de nuevo? ¿O es acaso más sencillo quedarte en tu confortable rincón, aunque éste se encuentre plagado de luces y sombras? Posiblemente lo sea. Por intrépidos o desarraigados que seamos, a medida que pasan los años todos tratamos de buscarnos ese rincón tranquilo. Un recodo en el que en mayor o menor medida todo parece estar bajo nuestro control. O al menos todo se envuelve en la apariencia de lo conocido. Y ya sabemos que más vale lo malo conocido… porque además no siempre es tan malo.
            El conflicto aparece cuando lo nuevo, bueno o no, llega para deslumbrarnos. ¿Qué hacer, entonces?... ¿ponerte una venda y hacer como si no hubieses visto nada?, ¿preguntarte qué pasa y depurar tu vida?, ¿liarte la manta a la cabeza y romper con todo y con todos, para empezar de nuevo? Aquí hay opciones para todos los gustos. Y todas ellas son comprensibles y respetables…

UN PEDAZO DE POESÍA ...

Mario Benedetti, SOLEDADES


Ellos tienen razón
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe
ah pero si existiera con minúscula
sería semejante a nuestra breve
presoledad

después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad

ya sé que una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese surable minuto
uno se siente
solo en el mundo
sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan

y en esa sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo
los datos objetivos son como sigue

hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos

claro que la soledad no viene sola

si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se verá un largo y compacto imposible
un sencillo respeto por terceros o cuartos
ese percance de ser buenagente

después de la alegría
después de la plenitud
después del a…