Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

POEMA DEL DÍA

Eso que se dice de "me fijo en sus ojos, en su mirada", sabemos que suele ser una verdad a medias, sin embargo... ¡oh, paradoja!, ¡es cierto! 
Ironías aparte, nadie inteligente subestima el poder de una mirada (mejor aún si viene acompañada de una amplia sonrisa). Y si no que se lo pregunten a los poetas...

Nuevo canal interoceánico(M. Benedetti)
Te propongo construir
un nuevo canal
si exclusas
ni excusas
que comunique por fin
tu mirada
atlántica
con mi natural
pacífico

(y para muestra un botón..., ¡MIRA AQUÍ!)


PAN, CIRCO y... FUNCIONARIOS

POEMA DEL DÍA...

"Perseguiré siempre lo que vuela más allá de mi alcance, aunque la caída me precipite al infierno más profundo".
Christopher Marlowe, La masacre de París.
¿QUIÉN QUE HA AMADO NO AMÓ A PRIMERA VISTA?
No está en nuestro poder amar u odiar, pues a nuestra voluntad la invalida el destino. Cuando dos se desnudan, comienza un largo camino; deseamos que uno ame, el otro ganará;
Y sentimos especial afección por uno de los dos lingotes del oro, como a cada cual, por una razón que nadie sabe; dejemos que baste lo que a nuestros ojos censurado está. Cuando ambos deliberan, el amor leve es: ¿Quién que amó siempre no amó a primera vista?
C. MARLOWE


“EL QUE VALE VALE, Y EL QUE NO… ENSEÑA” (Pero no en FINLANDIA)

LA HUMANIZACIÓN DEL MITO

Hace ya unos cuantos años, durante mi etapa de estudiante de Derecho, una de las primeras cuestiones que me enseñaron fue la diferencia entre los conceptos: autoridad y potestad. Según el derecho romano, el término autoridad -del latín, auctoritas-, se entiende como una cierta legitimación socialmente reconocida, procedente del saber y otorgada a una serie de ciudadanos. Así, ostentará la auctoritas  aquél con la suficiente capacidad moral como para emitir una opinión cualificada sobre un asunto determinado. Por su parte, el término potestad –del latín, potestas-, se contrapone fuertemente a aquél, y es entendido como el poder socialmente reconocido, por cuanto es ostentado por quien tiene capacidad legal para hacer cumplir su decisión. Muchos podían llegar a alcanzar la potestad. Muchos menos la autoridad.
Sé que los correspondientes términos modernos se han desdibujado con el tiempo, fruto tanto de nuestro proceso evolutivo natural, como del de nuestras lenguas.  Pero a pesar de ello…