Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

NOCTURNO VII

POEMA DEL DÍA...

Solo tú y yo sabemos lo que ignora la gente
al cambiar un saludo ceremonioso y frío,
porque nadie sospecha que es falso tu desvío,
ni cuánto amor esconde mi gesto indiferente.

Solo tú y yo sabemos porqué mi boca miente,
relatando la historia de un fugaz amorío;
y tú apenas me escuchas y yo no te sonrío...
y aún nos arde en los labios algún beso reciente.

Solo tú y yo sabemos que existe una simiente
germinando en la sombra de este surco vacío,
porque su flor profunda no se ve, ni se siente.

Y así, las dos orillas, tu corazón y el mío,
pues, aunque las separa la corriente de un río,
por debajo del río se unen secretamente. 


Amor prohibido, José Ángel Buesa 

POEMA DEL DÍA

Te acordarás, José Ángel Buesa

Te acordarás un día de aquel amante extraño
que te besó en la frente para no hacerte daño.

Aquel que iba en la sombra con la mano vacía,
porque te quiso tanto que no te lo decía.

Aquel amante loco que era como un amigo
y que se fue con otra para soñar contigo

Te acordarás un día de aquel extraño amante,
profesor de horas lentas, con alma de estudiante.

Aquel hombre lejano que volvió del olvido
solo para quererte como nadie ha querido.

Aquel que fue ceniza de todas las hogueras
y te cubrió de rosas sin que tu lo supieras.

Te acordarás un día del hombre indiferente
que en las tardes de lluvia te besaba en la frente.

Viajero silencioso de las noches de estío
que sembraba en la arena su corazón tardío.

Te acordarás un día de aquel hombre lejano,
del que más te ha querido porque te quiso en vano.

Quizás así de pronto te acordarás un día
de aquel hombre que a veces callaba y sonreía.

Tu rosal preferido…

MI FRAGMENTO DEL DÍA (II)

No conoces mi voz interna, el latido de mi corazón ni mucho menos mi sentir. Le he cantado al amor y a los buenos sentimientos. Siempre he escrito lo que pienso. He desojado mil rosas, he suspirado en el viento. He llorado por dolor, he perdonado por amor. Guardé una estrella y mil te quieros en mi baúl de los recuerdos. No hubo culpable en esta guerra y si lo hubo no era amor. Cuánto le debo a esta vida que me ha enseñado lo que soy, a caminar sin mirar atrás, a reír y algunas veces hasta llorar. No me ha faltado el valor de gritar a los cuatros vientos todo lo que en esta vida siento, no hay rencor dentro de mí, sólo agradezco lo que fui, si sintiera que algún día me faltara el amor andaría vagando sin subsistir. (...)
Si estás en alguna parte, si tengo la posibilidad de verte, sólo me sentiré triste tal como me siento cada vez que veo una vida desperdiciada, una vida en la que no ha logrado realizarse el camino del amor. Cuídate. Cada vez que, al crecer, tengas ganas de…

MI FRAGMENTO DEL DÍA (I)

ECUACIÓN DE VIDA

Para todos aquellos que se bajan en marcha del tren de la vida; para quienes prefieren prender en la mano el eterno billete a ninguna parte; para los que se arrinconan en voluntaria ceguera de espaldas a la espinosa enredadera que es el mundo:

Que tres días, tres, son los que comprenden la existencia: el que nos alumbra, el que nos hace amar y el que nos borra en un soplo polvoriento.
Que de todos ellos el más largo es el segundo.
Que este puede vivirse de tres formas: caminando de puntillas sobre los dedos meñiques de los pies; manteniéndonos inertes sin movernos de la fija loseta; o sangrándonos por los giros infinitos de dos cuerpos bailando a un mismo ritmo.
Que en la clave de esa elección se encuentra: la aceptación de quiénes somos; perdonarnos por la culpa cometida; y ser fieles a nosotros mismos como la primera de nuestras obligaciones.


Mi elección ya se tomó hace tiempo. Nació del miedo, la valentía, los remordimientos, el instinto, la inseguridad, la claridad mental y el sonido d…

NOCTURNO VI