Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

28

POEMA DEL DÍA...

E-mail, María Rosal

Mi amor no tiene rostro.
Sólo tiene palabras luminosas.
Mi amor es puntual
y cada noche
recojo en mi buzón
su mensaje cifrado.
Enciendo el aparato, parpadea...

Escribe con mayúsculas los besos
y acaricia su cuerpo en letras de colores.
No hay temor al contagio.
Tan sólo su locura me estremece
y yo se la devuelvo
en megabytes desordenados,
-ebria de amor,
ya libre-, acariciando
mi sistema binario desbocado,
mis ventanas al viento con el alba,
el CD Rom tan terso, la memoria...

Tantas noches de amor son un regalo.

¿TE REGALO MI VIDA?

NOCTURNO XV

Creo que me pasé de cafés y pensamientos. Otra vez el insomnio se quedó a dormir conmigo, aunque no me incomoda, le hago sitio. De nuevo en pie porque hay en él un leve rasgo de líquida complicidad que se cuela cuando no lo miro. Quizá inconscientemente sea yo quien lo atraiga para charlar un rato y brindarme una tibia compañía ¿Será de fiar?  Me siento en el borde del camino y contemplo mientras me habla al oído. Algo me dice, no lo entiendo, pero intuyo que me empuja a que salte. Pero, ¿hacia dónde?  Algo me tiene un tanto inquieta últimamente. Rozo el mal humor, pero solo a ratos, como cuando sabes que algo escuece y te olvidas de protegerte la piel. Me descubro mordiéndome las uñas, paseando en redondo, distrayéndome,…y presiento se trata de ese no saber hacia dónde dirigir mi salto. Pero el insomnio tiene razón. He de saltar.  Y acabo de darme cuenta… una sola cosa pendiente, tan solo una que me impide completar un ciclo de autodeterminación. Si juré que nunca más nada (ni nadie) ha…

A TI, QUE ME IMPULSASTE A NO CALLAR MI VOZ

Imagen

PORQUE TE BUSCO Y NO

Porque te busco y no.  Porque te espero sin saber qué espero.  Porque mi sueño esconde  la fragua de tu hermético. 
Porque entre las rendijas  se te escapa a veces  un desliz de inconsciente  que me enciende. 
Porque aunque te maquilles,  aunque cambies la mueca, me tiendes una mano  en busca de alimento. 
Porque tu niño habita en cada letra  y levantas una barrera al mundo.  Porque hasta la torre más alta  se derrumba a fuerza de ternura. 
Porque si vienes a por mí, es porque existo. 
Porque si sigo aquí, es poque vives.





EL MEJOR EPITAFIO DE GELMAN

No se apaga la voz de un poeta cuando inicia su último viaje. No, no se engañen. Es la fortuna de su don, del intenso desgarro con el que entregó su alma en cada letra, la que lanza sus poemas al viento.Y cada lector encontrará en sus versos un pedazo de sí mismo, la voz exacta de la sangre que recorre cada milímetro de su cuerpo.
JUAN GELMAN (Argentina, 1930 - Méjico, 2014)
Selecciono aquí algunos poemas de Gelman. ¿Por qué estos? Porque la vida, casi siempre, es más sencilla de lo que parece. Porque sus esencias son instintos naturales teñidos de rojo. Porque el poeta lo sabía como nadie.
El juego en que andamos

Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta salud de saber que estamos muy enfermos,
esta dicha de andar tan infelices.
Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta inocencia de no ser un inocente,
esta pureza en que ando por impuro.
Si me dieran a elegir, yo elegiría
este amor con que odio,
esta esperanza que come panes desesperados.
Aquí pasa, señores,
que me jue…