Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

NO ME PREGUNTES CUÁNDO, NI EL PORQUÉ, NI EN QUÉ MODO

Imagen
Y no me importa cuándo, ni el porqué, ni en qué modo, sus sentires más negros, sus heridas de guerra, su juicio más cruento. Hay un límite más allá de esta niebla que no me pertenece, ni me llama a adentrarme entre los árboles humedecidos por una lluvia que no invocó mi voz.
No me preguntes cuándo, ni el porqué, ni en qué modo he llegado a esta orilla. Yo que recorro con mis dedos el filo de las resplandecientes hojas de algún libro marchito no encuentro las palabras ocultas en sus versos sublimes. Tal vez mañana, con el primer suspiro, extienda mis abrazos y halle el modo de darle mi voz al pensamiento.
Pero no hoy. No me preguntes cuándo, ni el porqué, ni en qué modo te he mirado a los ojos y me he sentido en casa. A pesar del silencio, de lo aún no sentido y lo no compartido echo a un lado los daños infringidos por otros y me asomo a tus labios, intentando callarte con un beso.
No me preguntes cuándo, ni el porqué, ni en qué modo. Pregúntame mañana acaso, cuando nos despertemos fundidos aún extraño…

DE ESTRATEGAS EMOCIONALES

Imagen
¿Sabéis de esas páginas que circulan por Internet y por las redes sociales con citas célebres -y no tanto- que todos leemos aun sin confesarlo, y que en ocasiones nos resultan lapidarias? Pues hace no mucho di con una que reza así: “Conmigo no funciona el «te ignoro para que te enamores». A mi tú me ignoras y te mando a la mierda”. Todavía estoy llorando de la risa con ella, lo juro. Buena a rabiar y verdad como un templo. Y me recordó a algo que le oí a decir a una amiga no hace mucho y que se resume en que quien tiene éxito con el sexo opuesto es porque somete al sujeto concreto a cierta dosis de mala vida, traduciéndose esta en ajustar los tiempos e intensidades de carantoñas y vacíos. No lo sé, la verdad. No sé si el mundo de los sentidos se diseñó para los estrategas de mente fría, ni sé si hay tácticas cuasi bélicas que aplicar a estos menesteres. No creo que haya un manual del juego que mantenga a los afectos a tu lado, sean estos amigos, familia, amores,… Pero claro, qué va a d…

DE CORDEROS CON PIELES DE LOBO

Imagen

SOLTAR LASTRE

Imagen
Larga charla entre mujeres, cafés de acompañamiento y parte de las vísceras encima de la mesa. Escuchando con atención reconocí en algunas de las palabras pronunciadas estados en los que pude verme reflejada hace algún tiempo y a los que afortunadamente les di ya la espalda. En aquel tiempo llegué a pensar que jamás conseguiría salir del bucle. Dicen que querer es poder y seguramente entonces le habría dado más de una bofetada a mano abierta a todo el que articulaba esa expresión. Me decía a mí misma que desde fuera del propio corazón las acciones se dibujan factibles y hasta sencillas. Protestaba airada con un “qué sabe nadie lo que me mueve por dentro”. Y aunque en el fondo sabía que tarde o temprano tendría que llegar un claro de luz y que no hay mal que cien años dure, habría regalado entonces años de vida por saber la fecha exacta en la que eso ocurriría. Natural y finalmente sucedió. Recuerdo la sensación de haber perdido varias toneladas de peso sobre mis hombros y alguna que o…

REVOLUCIÓN

Ha llegado ya el tiempo de la revolución. Las mentes dormidas se despiertan al ataque del filo más agudo. Cruzan en aspas sus defensivos brazos, esquivando el golpe, construyendo al tiempo su estrategia de legítima defensa. No hay lugar para pasivos movimientos ni refugios en rincones tranquilos. No es momento ya para cobardías disfrazadas de consentimiento.
Los cuerpos se rebelan contra el paso del tiempo. Se desprenden de esos viejos temores 
que aguan torpemente el fluir de una sangre en plena ebullición, mas contenida. No más silencio. No más pausas.
Ha llegado el tiempo del grito penetrante a las mentes vacías, cinceladas en la falta de principios y en la ausencia de emociones. Se derriban las máscaras torpemente vestidas de sonrisas marchitas. Se combate así el pánico sustentado en los tiempos pasados, en miedos no resueltos, en complejos de culpa o en heridas que ya solo entorpecen los pasos.
Ha llegado ya el tiempo de la revolución,… de mi revolución. El momento de que elijas, sin p…

PUERTA ABIERTA

Imagen
Acurrucada en mi extremo de la cama, antes de cerrar los ojos abriré la mente a mi habitual repaso del día. Rememorando olores, evocando miradas, poniendo sobre las íes de las palabras dichas los puntos necesarios. Seguramente olvide alguna, me será imposible traerlas por completo a mi consciente. Pero no importa, no hace falta. Cuento con la esencia de lo que realmente me mueve y me conmueve. Cuento con las sensaciones despojadas de ideas que son realmente las que me nutren la piel y pronuncian su discurso en perfecto equilibrio.
Podré olvidar palabras, pero nunca el pálpito de los instintos teñidos de locura, los ojos y caricias,… mi respuesta. Hay más cordura en ellos que en cualquiera de las decisiones sopesadas con la más extrema de las prudencias. Lo demás poco importa, porque en el transcurso de los días he aprendido que concederle a la mente demasiado poder aniquila la libertad para seguir adelante… viviendo, sintiendo. Manteniendo abierta una puerta que jamás habríamos de cerra…

ESOS PEQUEÑOS GESTOS

Imagen
Un día cotidiano se encuentra plagado de pequeñas acciones realizadas desde el inconsciente y promovidas la mayor parte de ellas por la fuerza de la inercia. Si hiciésemos memoria de ellas al caer la noche estoy segura de que nos sería imposible recordarlas en su totalidad. No son actos trascendentes, ni movimientos primarios, sino meros instrumentos accesorios cuya suma conforman el todo de ese día. Junto a ellos se encuentran los actos principales, los realizados desde nuestro lado más racional, en un ejercicio de plena conciencia y de los cuales sí podríamos dar fe al hacer un balance final. Unos y otros son habituales y pueden contar con una importancia relativa en nuestra existencia. Y sin embargo existe otro tipo de gestos disfrazados de espontáneos, que en mi caso particular son blanco de mi profunda devoción por tratarse de la expresión del yo más íntimo y ser, a mi juicio, los más auténticos de cuantos realizamos. Se llevan estos a cabo en perfecta sintonía de razón y de emoci…

Y QUEMARSE LOS PIES SIN QUE ESO IMPORTE...

Imagen
Expertos en querencias fallidas y sentires a medias. En dolores de incalculables tonos y matices, en efímeras noches físicas sin química ni alquimia. ¿A qué frenarse, entonces?, me pregunto. Que lo aprendido sirva en recordarnos que no hay pérdida alguna en el intento y que en cambio esta habita en contenerse, en privarse de probar lo que se intuye y se dibuja fuego.
¿Y por qué no atreverse a la aventura, pues? No es lanzarse al vacío y arriesgarse al suicidio. Es acaso entregarse a la vida y arrojarse a la hoguera. Y quemarse los pies sin que eso importe. Y cerrarnos los ojos uno al otro. Y probarnos la piel, escalofrío intenso. Es mirarnos sin prisa y clavarnos el alma sin palabras. Y escucharnos sin ruido. Y guarecernos en los brazos más cálidos. Y besarnos hasta que los labios se entumezcan violáceos. Y mordernos. Y no pensar si el tiempo extinguirá la llama. Y no temer.

Y quemarse los pies sin que eso importe…




ABURRIMIENTO PATOLÓGICO

Imagen
¿Qué sucede cuando el aburrimiento vital se abraza fuertemente a un sentimiento obsesivo? Pues sobreviene el caos existencial, ni más ni menos. No hay nada mejor que contar con un exceso de tiempo libre vital para que el coco se desmarque y obsesione por placebos y sustitutivos de los auténticos engranajes que han de darle sentido a la existencia. Y remarco: tiempo libre vital. No me refiero al material ni al horario, sino a la ausencia de momentos en los que verdaderamente nos dedicamos a recordar lo que somos, quiénes somos y qué pasos hemos de dar para no dejar de sentirnos plenos con la vida que llevamos. Naturalmente, la tarea no es sencilla y solemos despistarnos -voluntaria o involuntariamente-, de vez en cuando. La búsqueda del placer inmediato es una tendencia evidente y comprensible. Sin embargo, es preciso mantenerla a raya  para no confundirnos por el camino y hacernos con un conjunto de frivolidades que en absoluto va a concedernos la agradable sensación que el estar en sa…