Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

¡ESCUCHA! (Adiodivagaciones) - SUEÑOS II

Imagen

CONCIENCIA PLENA VS CAÍDA EN BARRENA

Imagen
CUALQUIER DÍA DE ESTOS ME HAGO BUDISTA

     Hace un par de días le decía a mi madre mientras comíamos: "Mater, yo creo que estoy haciéndome budista". Y solté una carcajada. ¿Y a qué vino tal afirmación? La frasecita surgía a raíz de temas varios puestos sobre la mesa, experiencias personales y temas de pública actualidad, y sus consiguientes efectos en nosotras. Sé que tal expresión es producto del cansancio que trae consigo luchar contra los elementos, saberse subido a un tren en el que se pretende avanzar y crecer internamente, pero condenado a detenerse en cada estación y observar a los viajeros que se apean o no quieren subirse a él. Pero también sé que tal pensamiento nace de la conciencia de que el aprendizaje que la vida nos otorga cada día es muchísimo más rico de lo que podemos imaginar y podría ser más aprovechable tan solo con detenernos a observar y meditar con calma sobre lo cotidiano, porque es precisamente ahí donde radica el mencionado aprendizaje. No basta co…

NO QUIERO NADA A MEDIAS

Imagen
Como decíamos ayer, dijo el autor y yo repito. Como decía ayer, o antes de ayer,…y siempre.  A veces no sabemos qué queremos, mas no es mi caso.  Pero juro y perjuro que a estas horas bien sé lo que no quiero.

ENFERMOS DE EMOCIONES

¿Conocéis esa sensación de tener un objetivo en mente y tener la impresión de que mires donde mires está presente? Que quieres tener un hijo, embarazadas por todas partes. Que quieres irte de vacaciones, todos a tu alrededor hablando de viajes. Que vas a comprarte un coche nuevo, anuncios de coches a todas horas. Evidentemente que no es la casualidad la que aquí actúa, sino la posición predominante en la que hemos colocado nuestro foco de atención. Eso es precisamente lo que me ha ocurrido esta misma mañana. Los acontecimientos iban concatenándose suavemente hasta enlazarse en torno al mismo asunto, tema por cierto de mi más absoluto interés: la educación emocional de nuestros niños y adolescentes. Omnipresente. Emociones al aula.      Poco antes de la diez de la mañana una de mis alumnas de quince años me hizo una pregunta a cerca de la importancia o no que podía tener algo que estaban estudiando en clase de Ética. Abordaban el tema de la felicidad. Habían pasado por otras emociones y…

DECIRSE LA VERDAD NO ES COSA FÁCIL

LO VERÁS EN LOS MALOS TIEMPOS

Cuando alguien es grande, lo verás en los malos tiempos.       Si de pronto te chocas con alguien que te deslumbra, observa bien sus rasgos. Detenidamente. Pausadamente. Pacientemente. Obsérvalos y siéntelos. Si mantienes la cordura entre las ramas del ideal, sabrás captas la esencia de ese ser. Valorarás lo que de él destaca, sabrás discernir si sus defectos son superables por ti o no. Compatibles. Tolerables. Sabrás si lo bueno es para tanto y lo malo es una brecha. Sopesarás sus puntos débiles y si serías capaz de comprendérselos. Medirás asimismo los tuyos y si él sería capaz de vivir con ellos.         Si de pronto te chocas con alguien así, haz tus deberes, pero muy bien hechos. Y evalúa sin miedo a suspender o a suspenderte. No pasa nada. La vida sigue. Pero haz, como te digo, siempre tus tareas y de todas ellas, apúntate una muy, muy importante. La más importante seguramente: obsérvalo en los malos tiempos, cierra los ojos y ve cómo te hace sentir y cómo lo haces sentir …

LO INEFABLE

Imagen
Hasta cuando parece que no sé hacia dónde me dirijo, hasta en estos días de viento extraño, ese que hace perder una pizca de razón,  hay algo que me guía a ciegas. No lo percibo ni con la vista, ni con el tacto. Tampoco puedo oírlo, pero lo palpo dentro. Muy adentro. Y suspiro para hacerle sitio. Hasta cuando parece que el viento trata de tumbarme y lluevo lágrimas que llenan mares, hay algo que me dice a oscuras que todo está bien. Que todo ocurre por motivos fundados, por causas que se escapan a la mente, pero que traen consigo ocultos propósitos. Hasta cuando parece que todo se evapora, que pierde su sentido, que vacía la cuenca donde se me refugia el corazón, incluso ahí, me brota hoy una ligera sonrisa, cómplice de algo más grande que yo misma, más poderoso, más valioso. No podría expresarlo. Y sé que suena extraño, porque verbalizo todo cuanto cae sobre mi piel y sobre mi alma, pero esta presencia es inefable. Y así lo acato. Solo podría decir, para curiosos, que hay paz en ella, q…