Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

TRAÉRNOSLA AL PAIRO

Imagen
Siempre me gustó la expresión "me la trae al pairo". La uso muy a menudo, tanto como suelo rebelarme contra algo y decir bien alto que ese algo me la trae bien al fresco, esto es, me da igual. Cuando esto sucede los propios hechos, mis propios actos hablan por sí mismos. Se me nota, ¡vaya! Levanto una ceja, hago oídos sordos y sigo ruta. Como todos. Pero a veces me siento... ¡tan satisfecha de decirlo en voz bien alta y con todas sus letras! Vocalizándolo y gesticulando incluso. Se queda una liberada. "¡Me la trae al pairo!"         Y sí, esa expresión concreta me atrae por dos razones. La primera es puramente lingüística y tiene que ver con su procedencia. Viene del término náutico "pairar", "poner al pairo", que no es otra cosa que tratar de colocar la embarcación de forma estática respecto al fondo. No importará, pues, la marea, ni el arrastre, que aquella mantendrá su postura. ¡Impertérrita! ¿Es o no es preciosa la metáfora? A mí me pare…

CUÉNTALE A TU HIJA...

Saber cuidar a una mujer es cosa delicada. Para los hombres que me lean parecerá esto un poco ñoño, pero intentaré aclarar a qué me refiero. En primer lugar escribo esto, en esta dirección, por el mero hecho de ser mujer. Prometo hacer el camino inverso, con el mismo mimo con el que creo -y procuro- que hay que cuidar a un hombre. En segundo lugar, escribo esto simplemente porque me apetece, porque siempre hay quien no tiene idea de lo que tiene entre manos y se pierde el deleite de lo que supone convivir rodeado de miembros del sexo opuesto. Y en tercer lugar porque he pensado en las niñas pequeñas, esas linduras que un día se harán mujeres y cumplirán la edad que yo tengo hoy. Irán recorriendo por sí mismas el camino y descubriendo que no todo fue siempre como se lo contaron y que el rol de mujer, ese que aparece en libros y películas, suele estar muy falto de realismo. Para todo aquel que acompañe de la mano a una niña, a su niña, en su paso a la edad adulta...
       A…

HAY MUJERES QUE HACEN QUE ME AVERGÜENCE DE SERLO

Imagen

ME ENCONTRARÁS ALLÁ, EN EL FONDO DE MIS SUEÑOS

Imagen
Me encontrarás en el fondo de mis sueños. Allá donde el agua es gris verdosa, donde apenas hay luz, ni se oye ruido alguno que impida escuchar la verdad de las cosas. Allá donde no he de mantener la compostura, donde las decisiones no están sujetas a convencionalismos, ni  he de ir rompiendo los ladrillos de unos muros cimentados en miedos. Allá donde me conozco profundamente, donde siempre sé quien soy, donde nunca yerro el paso. Donde no hay ida y vuelta al pensamiento, ni busco el sentido oculto de las cosas. Donde el psicoanálisis es todo y nada al mismo tiempo. Allá donde no hay temor a perder nada, donde solo se siente, donde se es libre para amarse a gritos, para reír cantando y llorar sin dramas. 
Me encontrarás en el fondo de mis sueños.  Allá donde nunca hay partidas. Donde somos más listos. Donde no hay ataduras a un pasado cetrino ni planes predispuestos a algún futuro incierto.  Allá donde soy única, donde me baño en calma en mis imperfecciones, donde pido el abrigo y lo recibo…