Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

LA SOLUCIÓN PARA TODOS LOS PROBLEMAS

En mi don está mi pecado, y en mi pecado mi penitencia.  Porque el pensar en las cosas profunda y analíticamente es lo que me da mi fuerza,  lo que me hace crecer constantemente, lo que me da vida, pero también lo que me mata. O quizás me mata no el hecho en sí, sino mi manera de llevarlo a cabo.

     Esta mañana estuve hablando con una amiga que realmente me necesitaba. Lleva a cuestas desde hace ya unos años un peso emocional importante del que no consigue salir. Se encuentra absolutamente atrapada por ese bucle y aseguro, y no exagero un ápice, que hablo con ella del tema prácticamente a diario y que son cientos de horas las que llevo empleadas en tratar de ayudarla. No lo consigo. Y no lo hago porque no quiere. Cuando alguien se encuentra atravesando una situación de esas características, está tan intoxicado por el problema que solo ve las cuatro paredes que conforman la caja en el que este habita. Es su zona de control, su espacio de manejo. Fuera de ahí no hay nada más que impo…

PEQUEÑOS ESBOZOS (XVIII): Mercancía humana

Vivimos nuestra existencia en el mundo de un modo tan inconsciente, tan desnaturalizado, tan deshumanizado, que hemos perdido la percepción de quiénes somos y de lo que somos en él.
Si nos observamos respecto a lo que nos rodea, somos absolutamente insignificantes y prescindibles. Pero nos comportamos como dueños y soberanos de aquello a lo que realidad deberíamos rendir vasallaje: el orden natural.
Si nos observamos respecto a nuestros iguales, somos parte de una comunidad concebida desde lo espiritual y lo natural, nunca desde lo material. Pero nos comportamos como seres individuales en busca de un beneficio particular, cuando es imposible obtenerlo sin la acción del grupo.
A día de hoy, eso es lo que para mí se ha convertido en base de diferenciación de las personas. Los que lo comprenden como tal y los que no. Y de eso modo habré de obrar en consecuencia con ellos.
El ser humano no es mercancía. No es calculable ni calibrable. Ni programable. Ni descartable. El ser humano no es una op…

NUNCA VENDAS TU ESPADA

Imagen
Nunca sabré si hice bien o mal en el pasado. Si lo hago en mi presente. Si lo haré en un futuro.
Eso ya lo aprendí. Y es que con esas cosas jamás se sabe. Siempre se oscila.  Nunca se está preparada, ni segura, ni conforme. 
¿A qué cosas me refiero? 
A todo aquello que suponga una lucha. Del tipo que sea, pero de los sangrientas.
A esas en las que elevas la dignidad, el valor y la decision de todo aquello con poder de alzarte a lo más álgido o enterrarte en el fango.  A todo aquello que suponga irse. Que suponga marcharse. Que suponga quedarse. Que suponga aceptar. Que suponga rechazar. Todo aquello que te intraquilice, por poco que sea, no tiene jamás hoja de ruta. Que os quede claro.  Eso es algo que aprendí en el curso de mis viajes.
Nunca sabré, por tanto, nada al respecto. 
Tampoco importa mucho, no creáis. No a mí, al menos. No a mí, ya. Porque he llegado a un estado en el que ya tan solo me guío por un punto esencial. Y es muy profundo, muy íntimo y muy mío. A él debo lealtad, fidelidad, explicaci…

AMANTES COMO EN EL DORADO HOLLYWOOD

Imagen
La pasada madrugada fue noche de Oscars.  Cita de oro para la gran industria del cine norteamericano, vestida de brillos, glamour y mucho lujo, como ya sabemos. Recordaba aquellos años en los que me quedaba en vela viendo la ceremonia y me iba prácticamente en blanco al instituto. ¡Ahhh, me encantaba ese exceso! Tiempos en los que mi padre me preguntaba retóricamente: “¿vas a quedarte despierta toda la noche teniendo mañana clase?”, para seguir con un gustoso: “bien, tú sabrás, la que ha de rendir mañana eres tú”. Ni una palabra más. Jamás una prohibición. Y es que se sentía tremendamente identificado, ¡tantas veces había hecho él disparates así! Y orgulloso, también lo notaba orgulloso, porque mi exceso tenía fondo cultural y artístico, y era el fruto de una simiente plantada en mí por él mismo desde que yo era muy pequeñita. Cada noche de Oscars no puedo evitar acordarme de esos tiempos. La cosa es que hace ya años que no me quedo despierta a ver la ceremonia, pero lo que sí v…

EL ESPEJO NUNCA TE MIENTE Y LA SOMBRA NUNCA TE ABANDONA

Imagen
“En la vida es importante tener un amigo que sea, a la vez, espejo y sombra. El espejo nunca miente y la sombra nunca se aleja”.  Me cautiva esta expresión. Condensa aquello que califico como auténtica, pura y única amistad. Todo lo que no respete dicho precepto dista, a mi modo de ver, de llamarse amigo, tanto como el punto en el que físicamente hoy me hallo y el de mis antípodas. Decir las verdades; no enmendar la plana; ponerte en su piel; tratar de no herir; adaptarte a su modo de ser, y de masticar y digerir las cosas; ofrecer a mano abierta tu visión de esa persona; nada de celos o envidias; y estar ahí, que dependiendo de la ocasión podrá ser en cuerpo, en pensamiento y/o alma. Eso es un amigo.
    Metafóricamente hablando me tomó de los hombros y me arrastró hasta colocarme frente a un espejo. Me sacudió y me dijo: “Mírate. ¿Acaso no te ves?, ¿no te ves por fuera?, ¿y por dentro?”. Solo pude quedarme callada, escuchando muy detenidamente y dejando que sus palabras entrase…

UNA CUENTA PENDIENTE

Imagen
No es verdad que nunca tenga miedo, ¡eso no es cierto! Hay una considerable dosis de miedo habitando en mi interior, lo que ocurre es que no siempre se nota. Más bien diría que es extraña la ocasión en que se me aprecie en mis ojillos o en mi voz temblorosa. Y para eso hay que estar cerca, muy cerca. Pero no cerca físicamente, no. Cerca de corazón, de querer verme interiormente. De querer apreciar qué me pasa a mí por dentro y no solo qué es lo que yo irradio u ofrezco. Así que no. Salvo esos casos, normalmente aparento ausencia de miedo y una gran fortaleza. Lo sé. Disimulo bien. He aprendido a ser una magnífica actriz. Siempre regia, siempre segura de mí misma, siempre firme y siempre sonriente. Dura cuando toca y tierna cuando es momento. Amorosa, conversadora y desprendida. Empática y generosa. Comprensiva y dialogante. Y sí, hay de eso. Mucho además. Pero frágil como un pétalo. Así que métetelo en la cabeza. Que el mundo no se termina en tu horizonte. El miedo se encuentra fr…

EL AMOR ES UN INVENTO DEL SIGLO XII

Imagen
Cuando comencé a estudiar Filología, cuando empecé a entrar de lleno en la literatura española, en sus temas, en sus rasgos, a pasarme horas de lectura y de estudio perdiendo la noción del tiempo, recuerdo que gustaba de ambientar el espacio con aromas y música que me transportaran mentalmente a esa época. Era para mí una forma de entrar en aquel mundo tan lejano en el tiempo y cercano en sentires no obstante, y de entender al hombre de la época para entender su arte. Aún hoy así lo explico en clase. Y aún hoy recurro a ello para entenderme a mí misma y a mis contemporáneos. Entre los muchos descubrimientos de aquel momento inicial de estudio me topé con la literatura medieval, a la que nunca le había prestado una atención excesiva. Y me encandiló. Y especialmente su poesía popular amorosa que me quitó la venda de los ojos para mostrarme que los impulsos, necesidades y sentimientos humanos eran exactamente los mismos hoy que ocho siglos atrás, si cabe más desinhibidos cara a la ga…

TODO ES MUCHO MÁS SENCILLO DE LO QUE TÚ TE CREES

Imagen
"Porque, de golpe, todo queda claro: la vida humana como tal es una derrota. Lo único que nos queda ante esta irremediable derrota que llamamos vida es intentar comprenderla". Milan Kundera.


   Y es que las cosas no son tan difíciles como nos empeñamos en dibujarlas. Las creemos complicadas, retorcidas, hirientes, pero no lo son tanto. Equivocamos la elección de los adjetivos calificativos que empleamos para etiquetarlas. Y eso es algo que sabemos muy bien, aunque nos hagamos los tontos o lo olvidemos deliberadamente como escudo para mantenernos estáticos más a menudo que de cuando en cuando. Cada vez que no queremos hacer algo nos decimos que es difícil y duro. Y arriesgado. Y esa mantita nos aporta refugio y nos da tregua. Pero en el fondo sabemos que no es para tanto. Que tan solo se trata de dar el salto y de tener determinación para saber a dónde quiere uno llegar. Que no es para tanto, ¡no! Es como dejar de fumar, comenzar la dieta o ponerse al fin a estudiar para exám…

(SO)PESANDO SITUACIONES

Imagen
Y tú, ¿cuántos pensamientos se te cuelan entre neuronas tratando de ganar espacio?, ¿cuántas decisiones pendientes?, ¿cuántas reflexiones machacantes?, ¿cuántas ideas fecundas? No lo niegues que todos tenemos. La mayor parte de las veces es prácticamente imposible dejar de tenerlas, de hecho. Fluidas y prolíficas unas. Atascadas otras. Difíciles y dolorosas otras veces. ¡La vida, niños! Pero estas últimas requieren echar los restos y apostar la gracia de Dios metida en un saco. ¿Cómo se hace para tomar una decisión que te resulta realmente sangrante o dura?, ¿para dar un giro a tu vida?, ¿para modificar conductas de forma definitiva? Se me pone cara de persona mayor cuando me formulo estas cuestiones. Cara de escepticismo con una pincelada de resignación.  Cara de “si es que ya lo sé”, “si ya estoy cansada de hacerlo”. Pero la experiencia no inmuniza ni anestesia los sentimientos. Se echa callo, eso sí, pero clava el aguijón. Aunque te digas un pa´lante bien alto. Noches en vela. …

LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL INVIERNO

Imagen
Los últimos días del invierno dejan asomar rayos de sol longevos y hasta un tanto insistentes. Aquí en el Norte el viento aún es frío y habrá de serlo durante al menos tres o cuatro meses más. Pero en tardes como esta, una parece querer anticiparse asomando la nariz a la próxima estación.
  En los últimos días del invierno el Nordeste arranca todo aquello que ha perdido su fuerza centrífuga, y nos impregna de un olor incipiente a verdad, a raíz, a luz y a una misma. ¿No lo hueles?, ¿no me hueles? Soy yo. Tapar bajo el abrigo ya no sirve.
Envolverse entre las ropas o refugiarse bajo el paraguas a fin de esconderse de las miradas, tampoco. Toca descubrirse y enfrentarse a la luz de última hora, esa que baña de tono anaranjado la piel para descubrir la perfecta imperfección que nos compone. Esa tan bella. Esta que te devuelve tu verdadero reflejo en el espejo. Sin pudores, sin miedos y sin insuficiencias.
     Así que, aprovecha, que queda poco menos de un mes con estas tardes y te garant…

PEQUEÑOS ESBOZOS (XVII): INDOLENCIA POSTRAUMÁTICA

Imagen
He descubierto una nueva emoción en mí misma. O más bien debería decir una reacción que antes no tenía, ¡ni por asomo!, y que ahora, con el pasar de los años, viene a visitarme cada vez más a menudo. ¿Cómo llamarla?, ¿cómo definirla? Tal vez: indolenciapostraumática. Suena fuerte, ¿verdad? A estudio médico. Podría ser también más poética, más literaria y llamarla: la silenciosa calma que sucede a la feroz tormenta.     Pues veréis. La emoción en sí sé que no me pertenece en absoluto. Pero como ya dije al principio, la experimento con bastantes trazos de novedad. No soy absolutamente virgen en este sentir, pero se podría decir que ahora la vivo de forma más evidente, asentada, más constante y enraizada, más firme.      Mil veces pasamos por disgustos varios provocados por un asunto en concreto. Mil veces nos vemos muy afectados por ello, abatidos incluso. Lloramos hasta agotarnos y nos hiere de veras. A mí se me suele ir parte de mi vida, de mi sangre, de mi energía en ello; cuando …

PALABRAS QUE ENVENENAN LOS ACTOS

Imagen
¡El colmo de los colmos! El colmo de los colmos para mí es tener que conducirme por la vida sin hacer demasiado caso a las palabras que escucho. ¡Manda! Una mujer de letras, que vive de, por y para las letras, que cultiva y venera el don de la palabra, que lo admira cuando lo ve y oye en otros,... ¡obligada a hacer caso omiso a gran parte de las cosas que oye, que escucha, que recibe! Pero es que no sé si me apetece mucho hacer eso. Ni si soy capaz. Que una ya tiene sus manías. Y su edad. Y sus intolerancias. Y bastante es hacer caso omiso a las sandeces del día a día, como para tener que valorar la importancia, relevancia y coherencia de aquellas palabras dichas por personas de buen juicio. "Eso que dice es válido"; "eso es incongruente"; "eso otro contradictorio"; "aquello muy cuerdo". "¡Quédate con eso!" "Descarta eso otro". ¡Agotador! Y contra "mi" natura. No puedo evitar preguntarme por qué habría de hac…

ARMONIOSO DISEÑO

¿Qué pasaría si todas y cada una de las negatividades ocurridas en nuestra vida, de esos sucesos que catalogamos como malos no lo hubieran sido tanto? Si cada tropiezo, golpe con hematoma, fallo, error, equivocación, disgusto con sangrado, tragedia -sí, también esas- hubieran tenido una razón de ser, una finalidad mayor previamente diseñada en nuestro cuadro de vida? Hay una filosofía de andar por casa, esa a la que todos echamos mano y que traduce ese principio en la popular expresión de: “todo pasa por algo”. Más allá de su valor balsámico y tranquilizador, que lo tiene, por cuanto a todos nos resulta necesario agarrarnos a algo cuando las pasamos canutas, podría ser bastante acertado el pensamiento. La otra filosofía, la de verdad, la de los profesionales así lo estima y es que el principio de causa y consecuencia se encuentra íntimamente unido a tal idea. Cada paso que damos, cada decisión consciente o inconsciente, cada frenada en seco o cada tontería y locura se debe a algo …

EL DÍA EN QUE TE ATREVAS

Imagen
El día en que te atrevas...
... a mirarme directamente a los ojos y aguantarme la mirada sin bajarla. ... a abrazarme sin contar los segundos que se consideran suficientes. ... a dejar la mente en blanco cuando me tocas y te toco. ... a no sacar un tema que ya está desgastado de puro guionizado. ... a no necesitar llevar el control de la situación. Y gestionar los tiempos, los silencios, las intensidades. ... a avanzar el camino y adentrarte en el bosque. ... a no esperar que una explosión destroce el puente construido. ... a no contradecirte y cambiar el discurso. Y olvidar recordando las palabras. Y cambiar las palabras olvidadas. ... a no pensar que un gesto recibido es un veneno, una palabra dicha una amenaza o una ternura un cuchillo afilado que mañana no corta. ... a no relacionar sentires, comparando lo que diametralmente se opone en posiciones, modos y en visión de la vida.
El día en que te atrevas, ese día...

... quizás me entregue entera y sepas ese día quién soy yo realmente. Sin velos…

EL 13. JORNADA DE REFLEXIÓN

Imagen
Si mañana es 14 de febrero, ¿hoy, día 13, ha sido jornada de reflexión? Indiscutible y rotundamente sí. Porque estemos en el lugar que estemos, sea cual sea el momento que estemos atravesando, hoy ha podido ser un día para reflexionar sobre eso que mañana parece celebrarse a bombo y platillo en los escaparates, pero que desde luego para mí -y para tantos otros- se encuentra en lo más íntimo de cada uno. Pero reflexión toca.    ¿Que estás enamorado y vives una apasionante y entregada historia de amor? Es momento de reflexionar sobre el avance, la mejora, el crecimiento de ese amor.   ¿Que en estos momentos vives en soledad y no hay nadie en tu vida? Reflexión sobre cómo aumentar tu amor en ti, cómo disfrutar de tu estado actual y qué tipo de amor quieres a tu lado. Si hubiese de llegar.     ¿Qué te has visto durante mucho tiempo como un náufrago de amores convulsos? Tiempo para reflexionar sobre el lugar que ha de ocupar cada una de esas personas en tu vida. Con calma. Con paz interior. C…

¿EN MI LUGAR O EN EL TUYO?

Nunca podré pedir a los demás que sean como yo soy, que actúen como yo actúo, que piensen lo que yo pienso, que sientan como yo siento. Jamás podrán pedirme a mí que sea como ellos son, que actúe como ellos actúan, que piense como ellos piensan, que sienta como ellos sienten. Y, ¿a que suena a obviedad?, ¿a sentido común?, ¿a madurez? Claro que suena a todo ello. Es todo ello, de hecho. Y debería ser la fórmula más sencilla de resolver, pues, ¿no es así? Pues no, no lo es. Resulta el logro más difícil de alcanzar y para complicar el asunto la edad puede convertirse en la llave del éxito o en el cerrojazo de tal meta. A mí, al menos, suele costarme un triunfo no esperar una reacción en concreto dibujada en la mente. Creo además que abstraerse a lo que tu cabeza diseña es prácticamente imposible. “Si hago esto, el otro reaccionará de este modo. Si digo aquello otro, me contestarán eso”. Por lo tanto, suelo llevarme jarros de agua fría bastante a menudo, por el hecho de que alguien no …

SE ACABÓ LA GUERRA

Las guerras borran la memoria, borran los recuerdos, las caricias, los besos, los abrazos. Las guerras borran las miradas limpias y las buenas intenciones. Porque las guerras sacan a flote las miserias más internas del ser humano, esas que nacen del miedo y del terror, de la crueldad, de la mentira y del engaño. Del frío abandono. Y es que hay guerras de muchos tipos. Todos hablan de las guerras con balas, con misiles, a cañonazos. Todos conocemos su onda expansiva de destrucción de almas, cuerpos y vidas. Pero, ¿y qué ocurre con las guerras cotidianas?, ¿con esas que nos van minando por dentro, que derribaron nuestros muros  de sentimientos, que dejaron restos de metralla incrustados en la carne? Esas asolan el terreno del alma, de la fe en el ser humano, de la confianza en uno mismo. Derriban construcciones  de inocencia. Bombardean los caminos de vida. E igualmente nacen de miserias internas y egoísmos, de abandonos antiguos. Y del miedo. El peor de los males y el más fiero enem…

QUISIERA Y QUIERO

Imagen
Quisiera. Quisiera y quiero.
Yo no quiero fama. No quiero dinero. No quiero aplausos ni elogios por kilos. Gustan, sí. Pero no es eso lo que quiero.
Quiero ser más que letras que tú leas. Quiero que solo tú veas sus moldes en movimiento, las raíces en las que se engarzan, las pausas en las que respiro de puro sentimiento, y la tinta que emana desde mi propio cuerpo.
Quiero ser más que una palabra dicha con mi voz de noche. Y que retumbe el eco en tus oídos cuando no estoy. Cuando yo ya no esté. Si algún día no estoy. Un vocablo con un significado que se entienda en veces, en parcelas, en fases. Que hoy te inspire una idea, pero mañana se dé vuelta, se gire con una ventolada. Y con ello comprendas ese matiz distinto que quería expresarte. Y me entiendas el alma.
Quiero ser esos ojos que miran con ternura, pero que callan más de lo que dicen, aun por mucho que hablen. Que quieras escrutar, averiguar, sacar provecho de ellos. Pero que sigan cambiando la mirada con el pasar del tiempo. Que se h…

MA NOUVELLE ÉPOQUE

Imagen
Ma nouvelle époque?, my new age?, ¿mi nueva etapa? Esta, hoy, ahora. La etapa actual, por supuesto. 
Porque retroceder nunca fue positivo. Ni bueno. Ni factible siquiera.  Porque por poco que haya sido lo aprendido, ha sido mucho. Que sí, que lo sé, lo ha sido. Y lo es.  Porque ahora siento que hago lo que me sale de ¿los tacones? (¡Me encantó esa frase ayer en la Gala de los Premios Goya!)  Porque quiero vivir con muchas ganas cada instante.  Porque Quiero, y punto.  Porque hacerse la tonta se ha convertido en un inocente juego que aprendo a usar a mi antojo.  Porque para lo importante, jamás me hago la tonta.  Porque me siento más intensa que hace años.  Porque me empeño cada día en decirme que realmente soy fantástica.  Porque quererme yo se ha convertido en mi prioridad diaria.  Porque de la mano continúo queriendo con el alma a quien me elige.  Porque me gusta lo que percibo en mí. Y lo que no,… ya veremos qué pasa. Porque trato de aceptarme con mis poliédricas caras. Porque me dejo nutrir por…

CELO ANIMAL Y SALVAJE

Imagen
Dicen que los celos son la realización directa de un sentimiento de inseguridad íntima e individual. Dicen bien. Dentro de las relaciones sentimentales, estos tienen mil colores y formas. Pueden deberse a múltiples factores, según el caso. Posesión, temor a la soledad, miedo a la sensación de pérdida, inseguridades y baja autoestima, historiales de abandonos y traiciones anteriores, y hasta la simple posibilidad de que las circunstancias faciliten un motivo. La cuestión es que es un veneno conocido, y viejo como el hombre es que se carga las relaciones. ¿Tiene cura? No lo sé, lo desconozco, porque únicamente los he sentido de manera circunstancial y por causa concreta y puntual, y la medicina siempre ha sido quererme yo, sentirme valorada y recuperar la percepción que tanto yo como el otro poseemos de mis valores. Un caso habitual en todos, supongo.     Sea como sea, al igual que la mayoría conozco la sensación, sé lo que quema. Sin salirnos del ámbito sentimental, los psicólogos ha…